Cómo usar un test A/B para seleccionar el camino correcto

¿Alguna vez has sentido preocupación tras tomar una decisión importante para tu estrategia de negocio y/o marketing? En muchas ocasiones nos encontramos ante varias opciones y tenemos que elegir solamente una pero… ¿cuál es la más acertada? Para eso sirve el test A/B y, bien aplicado, es una herramienta muy potente.

En este artículo encontrarás toda la información sobre la importancia, el uso y los beneficios que aporta este tipo de test. Ten en cuenta que se trata de un elemento clave que te abrirá los ojos y te permitirá seleccionar la opción más rentable y efectiva para tu negocio. 

¿Qué es un test A/B?

El A/B testing consiste en:

  1. Preparar dos variantes de algún elemento de marketing (landing page, pop-up, email, etc).
  2. Probarlas con una muestra de usuarios/clientes y analizar comparativamente su funcionamiento.
  3. Sacar conclusiones y aplicar los resultados. 

 

Es decir que, para llevar a cabo un test de este tipo, tendrás que crear dos versiones distintas de un mismo contenido. Ambas versiones serán expuestas ante la audiencia y se realizará un análisis de su funcionamiento con el objetivo de obtener conclusiones consistentes basadas en los resultados. 

El test A/B puede usarse con todo tipo de contenidos, pero por lo general se utiliza a la hora de diseñar y lanzar campañas de emailing y landing pages.

¿Qué proceso hay que seguir para hacer un test A/B?

  • Definir el tamaño y la composición de la muestra

Establecer el tamaño de la muestra para la comparación es un punto esencial. Un tamaño muy grande puede desperdiciar recursos y uno pequeño ser insuficiente. Pon especial atención a la selección de los usuarios que van a componer la muestra, tanto en tamaño como en perfil, para asegurarte de obtener resultados consistentes y significativos.

  • Elegir el tiempo de prueba

Tras crear las versiones y dejar fijada la muestra, ya se puede dar inicio al A/B testing en el periodo de tiempo que se elija. Durante la prueba, cada versión obtendrá puntos por cada interacción y así, una vez terminada, podrás conocer cuál ha sido la más utilizada. 

  • Analizar los resultados 

Los resultados obtenidos presentan una puntuación final que responde al comportamiento de los usuarios a los que se les ha mostrado el contenido. Estos datos indican cuál de las dos versiones del test A/B ha sido la más eficaz y, por lo tanto, cuál es la que debemos mostrar a los usuarios cuando arranquemos la campaña/acción de marketing.

¿Cuándo y dónde utilizar este tipo de tests?

Como ocurre con cualquier herramienta, el secreto siempre es utilizarla con sentido y de forma apropiada. 

Los tests que comparan opciones A y B  no deben hacerse cada día y sin mesura. Deben ser aplicados en situaciones en las que existe la necesidad o el potencial de optimizar alguna métrica importante para la empresa, sean accesos, aperturas, clics, generación de leads, etc.

Beneficios de usar un test A/B

El test A/B tiene infinidad de beneficios, pero el valor fundamental que aporta es que te permite potenciar tu estrategia al máximo, utilizando lo que realmente quiere tu audiencia objetivo. Además, un punto clave es su bajo coste. 

  • Te ayuda a tomar decisiones difíciles ante dos posibles versiones/enfoques de un mismo contenido. Te permite elegir en base a resultados, no solo a percepciones o suposiciones. 
  • Mejora tus ratios de conversión. Al aplicar el A/B testing a acciones ya existentes, encontrarás versiones que potencien los ratios de conversión del embudo de ventas.
  • Fomenta la creatividad. Conforme vayas mejorando de forma continua tus estrategias y acciones, desarrollarás un mayor número de nuevas ideas. Algunas no serán finalmente las elegidas, pero te podrán servir de guía para encontrar las más efectivas.
  • Mejora la experiencia del cliente. El test A/B detecta los puntos de interés clave de tus clientes y te da una perspectiva comprobada de qué estilo de comunicación y/o venta funciona mejor con ellos. Te permite llevar a cabo un marketing más empático.

Test A/B/X

¿Tienes más de dos versiones o variables y no sabes cuáles elegir? Este es el problema al que no puede dar respuesta el test A/B, ya que se tendrían que hacer muchas pruebas innecesarias de alto coste en términos de tiempo invertido. 

Para solucionar este inconveniente, plataformas como Connectif permiten hacer tests A/B/X. Este tipo de testings comparan de dos a cinco versiones o variantes de contenido. Su ventaja es que te permiten ahorrar tiempo y recursos a la hora de descubrir cuál es la opción más eficaz para tu estrategia de marketing. 

Tanto el test A/B como el test A/B/X son herramientas muy interesantes para elegir las acciones de marketing más efectivas para tu negocio, algo que te permite potenciar la rentabilidad de tu eCommerce, así como mejorar considerablemente la experiencia de usuario. Pero, por encima de todo, lo que aportan estos tests es la seguridad de saber que tus elecciones están basadas en datos analíticos, no solo en sensaciones.

¿Quieres hablar con uno de nuestros especialistas?

Te ayudaremos a encontrar el plan ideal que necesitas para disfrutar de las todas las ventajas que ofrece el marketing automation.

¡Déjanos tu número y te llamaremos sin compromiso!

Lo último de Connectif